Consejos deportivos

Ganar fuerza, elasticidad y movilidad con el yoga

Por el 22 febrero, 2018

El yoga es uno de los deportes en auge del momento. Muchas veces erróneamente se piensa que simplemente sirve para estirar, pero realmente se trata uno de los deportes más completos, pues te permite ganar fuerza, elasticidad y movilidad. Si lo practicamos correctamente ejercitaremos músculos que seguramente no hayamos trabajado nunca, y sobre todo fortaleceremos la musculatura interna.

Durante años fue un deporte muy hermético, solo apto para expertos, pero poco a poco se ha ido abriendo y se ha convertido en la base del entrenamiento para muchos, y en el complemento perfecto para otros.

Yoga como un complemento al entrenamiento de ciclistas y runners

En mi caso, el yoga dinámico no es suficiente como base de entreno. Yo lo uso como complemento a otras actividades. Lo practico 1 o 2 veces por semana, por la mañana o por la noche, y es mucho mejor que 30 min de estiramientos después del entreno, ya que nos sirve para: ganar fuerza en todo el cuerpo (incluso en músculos que no sabíamos ni que existían), movilidad, flexibilidad y equilibrio (ideal para evitar lesiones y asimilar mejor los próximos entrenos), y mejora la coordinación entre cerebro y musculatura (entrenamiento neuromuscular). Tomamos conciencia de nuestro cuerpo, de nuestra mente, de nuestra estructura corporal, la respiración, concentración… a la vez que nos liberamos del estrés.

Cuando estamos muy acostumbrados a practicar bici o a correr, solemos adoptar una postura que hace que nuestros músculos pierdan la elasticidad, y el yoga es perfecto para devolvérsela. Trabajamos la musculatura completa, lo que hace que nuestra postura mejore, nos protege de lesiones y nos obliga a trabajar aquellas partes de nuestro cuerpo que tenemos olvidadas.

Trabajar la fuerza practicando yoga

El gran prejuicio que muchos tienen en relación al yoga es que no se trabaja suficiente, que consiste solamente en respiraciones y estiramientos, pero que en ningún caso nos puede servir para mejorar nuestra forma física ni necesita fuerza. Toda esta idea preconcebida es errónea, y en el vídeo que tenéis al final de este post podéis ver algunos casos de expertos que realmente están haciendo un entrenamiento intenso y trabajando su fuerza.

Yo no soy una experta en yoga, pero he tenido la suerte de poder conocer diferentes modalidades y he decidido basarme en ellas para complementar mis entrenamientos. Si queréis hacer ejercicios más complejos y conseguir realizar posturas de manera correcta debéis hacerlo siempre acompañados por un experto, nadie mejor que él os enseñara cómo hacerlo y, sobre todo, cómo evitar lesiones. Como siempre, los entrenadores personales o profesores de los gimnasios, en mi caso de ClarorMarítim, serán nuestros mejores mentores para conseguir nuestros objetivos.

Tipos de yoga que nos pueden ayudar a conseguir nuestros objetivos

La secuencia de ejercicios que os mostraré nos servirá para trabajar la fuerza, la elasticidad y la movilidad, y podemos practicarla en cualquier sitio: en la playa, en el parque, en un hotel, en casa e incluso en la oficina. Está basada en las modalidades más físicas del yoga, principalmente en las siguientes:

  • Vinyasa: Disciplina muy activa que combina posturas con movimientos fluidos, dando mucho énfasis a la respiración. Cada movimiento está acompañado de una inspiración o exhalación, y los movimientos fluyen.
  • Ashtanga: Combina las ocho ramas tradicionales del yoga, pero da especial importancia a la Vinyasa. Con esta disciplina estaremos realizando ejercicio físico encadenando diferentes posturas y sincronizando la respiración. Es muy completa y se considera una de las más exigentes. Os puedo asegurar que con ella quemaréis muchas calorías.
  • Hatha: Cuando hablamos del “yoga de posturas”, normalmente hacemos referencia al Hatha. Se trabaja a partir de posturas para facilitar la meditación, y se consigue mejorar, en especial, la postura corporal. Es una de las más practicadas en gimnasios porque es más sencilla para principiantes.
  • Power Yoga: Tiene su origen en el Ashtanga yoga. Es dinámico y exigente, y se pasa de una postura a la otra de manera fluida. El trabajo es intenso y trabajamos fuerza, resistencia y flexibilidad.

Los ejercicios que veréis son sencillos, los podemos hacer todos, y nos servirán para complementar nuestros entrenos de cárdio y/o fuerza. Practiquéis el deporte que practiquéis os irá genial.

Para los que aun no tenéis gimnasio, y queréis mejorar vuestros entrenamientos, aquí podéis encontrar más información de #ClarorMarítimhttp://bit.ly/ClarorMaritimFeb

TAGS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

MERCÈ SANJUAN
Barcelona

CEO y Productora Ejecutiva @GordonSeen. Creadora y realizadora de sueños. Todo es posible hasta que te demuestres lo contrario! Amante de los retos!

GORDON SEEN, S.L.U. utiliza "COOKIES" para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorando la seguridad, para obtener una eficacia y una personalización superiores, para recoger datos estadísticos y para mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando o pulsa el botón "ACEPTAR" consideraremos que acepta todo su uso. Puede obtener más información en nuestra
POLÍTICA DE COOKIES

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar