Retos

Mi experiencia en la Bidasoako Pedalak

Por el 15 agosto, 2018

¡Ep hola qué tal! Me paso por aquí para escribiros un poquito sobre mi experiencia en la Bidasoako Pedalak, una de las rutas de Pedales del Mundo que hice hace muy poquito con Mar Hernández, mi fiel compañera de aventuras.

En todas las Pedales del Mundo siempre puedes escoger en cuántos días quieres hacer la etapa, y en esta ocasión nosotras escogimos hacerlo en 4.

Salí de Barcelona, desde las oficinas de Gordon Seen, y cargué mi nueva furgoneta Nissan. Fui a buscar a Mar, y con ella emprendimos el viaje hasta Navarra, donde empezamos la Bidasoako Pedalak.

Llegamos a Donamaria, al Hotel Rural Donamaria’ko Benta, un lugar espectacular, lleno de tranquilidad, con paisajes que quitan el aliento. Está a 3 km del km0 de la Bidasoako Pedalak, y fue el lugar perfecto para llenarnos de energía antes de empezar.

ETAPA 1

Doneztebe/Santesteban > Urdazubi/Urdax o Zugarramurdi

41km / 1.200m D+

Nos levantamos, cargamos pilas con un buen desayuno, nos hicieron un briefing de la ruta donde nos dieron todo lo necesario… ¡y a empezar la aventura!

La primera etapa fue de 41km, de Santesteban a Zugarramurdi, con 1.200m de desnivel.

Solo empezar, una de las ruedas de la bici de Mar iba un poco frenada y tuvimos que parar, pero decidimos seguir tirando a ver si mejoraba. Al principio fue un poco bajón, porque ya os digo, solo empezar nos encontramos con un problema, pero enseguida nos animamos, quitamos hierro al asunto y seguimos nuestra ruta.

Y qué mejor para animarse que los paisajes que encontramos. De verdad que no puedo explicar con palabras todo lo que sentí. Sabéis que soy súper amante de la naturaleza, y aproveché cada momento para llenarme de la vida que cada, árbol, cada planta, cada río me daba.

Parecía que estábamos en una película. A veces parece imposible que tan cerca nuestro haya parajes así, que parece que no se hayan tocado nunca, que nos hacen respirar vida de verdad. Esta es una de las razones por las que me encanta hacer Pedales del Mundo, porque las rutas están muy bien escogidas y conservadas, y nos enseñan lugares que vale la pena ver al menos una vez en la vida.

Me encantó encontrarme caballos en varias ocasiones. Los que me seguís sabréis que soy una amante de los caballos, que tengo una conexión especial con ellos, y verlos y poder acariciarlos fue muy especial.

Pasados los 41 km llegamos a Zugarramurdi, el pueblo conocido por las brujas. En 1610 treinta personas del pueblo fueron enjuiciadas por la Inquisición, acusadas de brujería. Doce de estas fueron condenadas a morir en la hoguera. Este acontecimiento fue tan importante (pensad que en el pueblo viven poco más 200 personas, así que el porcentaje de juzgados y condenados fue altísimo) que ha marcado la historia del pueblo y de la zona.

El arroyo Orabidea creó un sistema de cuevas de 120 metros de largo y 12 de alto que se llaman Sorginen Leizea, que significa Cueva de las Brujas. La galería principal de este sistema de cuevas se llama Infernuko Erreka, que se traduce por Arroyo del Infierno. Justo cuando estábamos llegando a Zugarramurdi vimos estas cuevas, que es donde supuestamente quemaron a las brujas, y la verdad es que da mucha impresión. Recomiendo ir a verlas porque vale la pena.

 

El resumen de la primera etapa fue: espectacular. Te pararías cada minuto parándote, haciendo fotos, respirando aire puro. Te da la sensación de es una ruta que nunca te la acabas, que siempre quieres más y siempre quedan cosas por descubrir.

En Zugarramurdi nos quedamos en el Albergue Graxiana Aterpea, el albergue de las burjas.

Desde la organización de Bidasoak Pedalak tienen el servicio de llevarte las maletas de un albergue u hotel a otro. Nosotras lo cogimos, y vale la pena porque si hubiéramos cargado con todo se nos habría hecho mucho más duro y no hubiéramos disfrutado tanto. Además teníamos el contacto de Eneko y Cristina, de la organización, por si necesitábamos cualquier cosa, lo que nos dio mucha tranquilidad y seguridad. Son majísimos, y desde aquí les doy las gracias por cómo nos cuidaron.

ETAPA 2

Urdazubi/Urdax o Zugarramurdi > Hondarribia

58km / 1.500m D+

Empezamos la segunda etapa: 58 km de Zugarramurdi a Hondarribia, con 1.500m de desnivel.

No hizo mucho sol, y no llovió, así que eso nos fue genial. En esta etapa entramos en territorio francés, y pudimos ver pueblos muy especiales.

Llegamos a un punto donde tuvimos que pasar en ferrie, y fue una experiencia nueva y muy divertida. Había ferries franceses y ferries españoles, y en uno francés nos dijeron que no podíamos subir las bicis, pero por suerte en el siguiente, que era español, pudimos pasar. Así llegamos al otro lado, a Ondarribia, donde teníamos el hotel y terminaba la etapa.

Nos quedamos en el Hotel Jauregui, en el centro de Ondarribia, donde nos trataron genial. El desayuno fue espectacular, y eso nos dio fuerzas para la etapa 3.

ETAPA 3

Hondarribia > Bera o Lesaka

59km / 1.400m D+

La tercera etapa fueron 59 km de Ondarribia a Bera con 14—m de desnivel, muy parecida a la anterior.

Fue un día lluvioso. Habíamos tenido mucha suerte, porque en esa zona la lluvia está a la orden del día, así que si queríamos vivir la experiencia 100% algún día de lluvia nos tenía que tocar.

Pasamos por playas infinitas donde tuvimos que aguantarnos las ganas de bajar de la bici y meternos en el agua, aunque el tiempo no acompañaba. A 3 km de la salida ya empezó a llover, pero la suerte que tuvimos fue que la temperatura, al ser verano, no era muy fría.

Fuimos a una zona preciosa, con acantilados de esos que te obligan a parar y observar todo lo que tienes alrededor. En esta etapa de nuevo vimos paisajes que parecían postales, donde nos quedaríamos para siempre. Aunque nos fastidie la lluvia, siempre tenemos que recordar que ella es la razón por la que los paisajes son tan verdes, así que debemos ver lo bueno siempre, y agradecer a la naturaleza y a la vida todo lo que nos da.

Durante esta etapa no podía parar de pensar la suerte que tenemos de estar vivos y poder disfrutar de todo esto. Fue una experiencia cautivadora, renovadora e inspiradora a más no poder.

Esa noche nos quedamos en el Hotel Churrut de Bera, con unos jardines brutales.

Lo que sí que recomiendo siempre si vais a hacer unos Pedals es que aprovechéis para disfrutar también el lugar al que vais. Cuando llegáis al lugar donde acaba la etapa no os quedéis solo descansando, visitad, probad la gastronomía, descubrid rincones. Descansar siempre es importante, pero lo puedes hacer al acabar; en cambio esos momentos no volverán.

ETAPA 04

Bera o Lesaka > Doneztebe/Santesteban

32km / 1.100m D+

Cuarta y última etapa, 32km de Bera a Santesteban, volviendo a donde empezamos la ruta. Una etapa con 1.100 metros de desnivel.

A mitad camino nos encontramos una cabra con una pata enredada en un alambre de espino, e hice lo posible por intentar sacarla. Finalmente, después de mucho esfuerzo y teniendo mucho cuidado porque no sabía cómo reaccionaría mientras la estaba ayudando, conseguí liberarle la pata. No os podéis imaginar la pena que me daba verla así, y aunque ya se había hecho herida por suerte pudimos evitar que fuera peor.

Nos hizo un día espectacular, lo que nos permitió disfrutar todavía más de las vistas.

A medio día llegamos de nuevo al Hotel Rural Donamaria’ko Benta, donde habíamos empezado, y dimos así por finalizada la Bidasoako Pedalak. Aunque inicialmente la ruta es de unos 190km, a nosotras entre alojamientos y de más nos salieron unos 210km, con casi unos 6.000 de desnivel.

Sudamos, sufrimos con la lluvia, hicimos algunos kilómetros de mas… pero todo valió la pena, porque esta ruta es una de esas que se te quedan grabadas para siempre. Os la recomiendo 100%, y la volvería a repetir una y otra vez con tal de sentirme como me sentí en esta.

Si queréis más información podéis pasaros por la web: www.bidasoakopedalak.com

Y aquí os dejo el documental completo de la experiencia, para que podáis vivir junto Mar y junto a mí estos días tan intensos y tan preciosos:

Gracias a Eneko y Cristina de Bidesoako Pedalak, igual que a toda la gente de hoteles y organización por todo el cariño y su gran profesionalidad.

Y a Pedales del Mundo, cómo no, por tener rutas tan increíbles.

TAGS
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

MERCÈ SANJUAN
Barcelona

CEO y Productora Ejecutiva @GordonSeen. Creadora y realizadora de sueños. Todo es posible hasta que te demuestres lo contrario! Amante de los retos!

GORDON SEEN, S.L.U. utiliza "COOKIES" para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorando la seguridad, para obtener una eficacia y una personalización superiores, para recoger datos estadísticos y para mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando o pulsa el botón "ACEPTAR" consideraremos que acepta todo su uso. Puede obtener más información en nuestra
POLÍTICA DE COOKIES

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar